Diseño de tiendas online

A grandes rasgos la base para la creación de tiendas online consiste en:
  1. Página web con catálogo de productos.
  2. Módulo de pedidos.
  3. Varias opciones de pago (Visa, PayPal, reembolso, recogida en tienda y transferencia bancaria son las más utilizadas).
  4. Sistema para gestionar los envíos de la tienda.

Con estas aplicaciones, sólo se precisa cumplir los requisitos legales establecidos por la LSSI (Ley de los Servicios de la Sociedad de la Información y comercio electrónico), y en lo concerniente a programación, ya se puede vender por Internet a todo aquél que acceda a la tienda virtual, y quiera comprar lo que en ella se ofrece.

No obstante, para amortizar la inversión habrá que tener en cuenta otros aspectos. Aquellos que proporcionan las visitas que permitirán a las tiendas online cumplir con su cometido.

Del mismo modo que una tienda de calle principalmente depende de una clientela fija, es necesario crear una comunidad de usuarios interesados al entorno de la tienda virtual. Usuarios que se tienen que animar a participar, y a regresar en un futuro.

Así, con el tiempo van a confiar en ese comercio, y si los artículos resultan suficientemente interesantes y competitivos en precio, las ventas llegarán solas.

Superar estas dificultades es la clave del éxito de cualquier proyecto de comercio electrónico, y para hacerlo, es preciso que las tiendas online tengan algunas prestaciones adicionales, puesto que de otro modo las encontrará poca gente, y quien lo haga, difícilmente llegará a tener la suficiente confianza como para convertirse en usuario.

Por lo tanto, el gran obstáculo es crear una comunidad de usuarios fieles al entorno de la tienda online, y este trabajo no se puede improvisar, puesto que requiere actuaciones de promoción, y también la programación de aplicaciones con este único fin. Usando estas herramientas y estrategias, las tiendas online se puedan ofrecer a los usuarios, y cuando estos lleguen habrá que atenderlos debidamente.

Las herramientas y puntos principales para conseguir y fidelizar a los usuarios de tiendas online, a grandes rasgos se podrían estructurar en tres bloques:

Elementos en la página:

  • Utilizar las tecnologías apropiadas, e incorporar aquellos elementos de programación que ayudan a que las tiendas online sean accesibles para los buscadores.
  • Contenidos tan detallados y coherentes con las palabras que se utilizarán en las búsquedas como sea posible.
  • Servicios que aporten un valor añadido, que fomenten la participación de los usuarios, o les faciliten mantenerse informados, sin que necesariamente el administrador tenga que intervenir.
  • Herramientas complementarias para que los mismos usuarios se ocupen de la promoción compartirendo los contenidos con otras páginas, e invitando a nuevos usuarios.

Promoción externa y posicionamiento:

  • Hay que conseguir que las tiendas online obtengan la máxima visibilidad posible en los buscadores, así como en otros espacios que potencialmente aportarán un gran número de visitas (directorios de todas clases, redes sociales, artículos y publicaciones en páginas que lo permitan, blogs...).

Atención al cliente y usuario:

  • La atención al cliente y al usuario es fundamental, puesto que dará la confianza necesaria a los usuarios por si tienen una necesidad especial, problema, duda o reclamación, así sabrán que serán atendidos adecuadamente, y se les ofrecerá la solución más apropiada a su necesidad.

Al fin y al cabo, todas las tiendas online requieren una dedicación importante, y, aun cuando a mucha gente le parecerá sorprendente que todavía haya que explicarlo, si se quiere que un comercio online funcione, se debe plantear en los mismos términos que un nuevo establecimiento de calle, dónde, en lugar de dar atención directa al cliente, la mayor parte del tiempo se tiene que dedicar a la promoción y gestión de los contenidos. Pese a ello, los costes  seguirán siendo son mucho más reducidos.

De todos modos, nunca se puede olvidar que escatimar recursos y limitar servicios para reducir los costes de desarrollo de tiendas online,  puede ser negarles lo mínimo imprescindible para llegar a ser rentables, siendo el principal motivo de fracaso en negocios de comercio electrónico. Por lo tanto, si no se pueden destinar los recursos y atención necesarios, lo mejor será dejar el proyecto para más adelante.

 

Te ha gustado esta pantalla?¡¡Compártela!!



C/ Del Cós 35, 2n.
08241 Manresa (Barcelona)
Tel: (34) 93.872.52.07
sagfsdginfsagfsdgo@csagfsdgletsagfsdgu.csagfsdgom